You are currently browsing Chu’s articles.

Acabamos de volver de la Joy Eslava donde Love of Lesbian finaliza su gira 1999. En principio sólo tocaban el sábado 5 de Febrero de 2011, pero ampliaron al viernes, luego al jueves, y por fin a hoy miercoles. Así que cuando han empezado con “Allí donde solíamos gritar”, ha comenzado el primero de los últimos conciertos de la gira del disco que empieza y acaba con las más viejas canciones de su disco más nuevo. Todo un logro de singularidades temporales. Y sí, también hemos celebrado el fin de año de 1999 de nuevo.

 

Love of Lesbian en la Joy Eslava, 2 de Febrero de 2011

Estos tipos te hacen reir y al rato quieres morirte

Love of Lesbian son realmente divertidos. Y no sólo eso: estás muerto de risa con el más irónico de los “frontman” patrios y un minuto después piensas cómo se hace para escribir algo tan bello como eso que escuchas ahora. Luego, en la siguiente canción, te cuentan sus penas de una manera que no puedes dejar de esbozar una sonrisa.

 

Love of Lesbian Joy Eslava Madrid 02 de Febrero de 2011

Guisante Nasarre fotografiando al personal. Y yo a él.

¿Cuanto vais a tardar en sacar un nuevo disco? Me veo bajandome vuestros discos en inglés. Quizá escuche el de Amaro mientras…

Como a un pintor del siglo XIX al que nadie valoró en vida y por cuyos cuadros ahora se pagan fortunas, por lo que veo así ha ocurrido con Nick Drake. No puedo negar que hace poco que fuimos presentados y eso que murió antes de que yo naciera. Por eso ha sido tan traumático descubrirle. Sweetchu apareció antesdeayer con dos de sus tres discos y  no puedo entender cómo he podido perderme algo tan extraordinario durante tanto tiempo.

Betty came by on her way
Said she had a word to say
About things today
And fallen leaves.

Said she hadn’t heard the news
Hadn’t had the time to choose
A way to lose
But she believes.

Gonna see the river man
Gonna tell him all I can
About the plan
For lilac time.

If he tells me all he knows
‘bout the way his river flows
And all night shows
In summertime.

Betty said she prayed today
For the sky to blow away
Or maybe stay
She wasn’t sure.

For when she thought of summer rain
Calling for her mind again
She lost the pain
And stayed for more.

Gonna see the river man
Gonna tell him all I can
‘bout the ban
On feeling free.

If he tells me all he knows
About the way his river flows
I don’t suppose
It’s meant for me.

Oh, how they come and go
Oh, how they come and go

Gracias sweetchu!

Efectivamente, parece lo que parece

Completamente cierto. Gestión de incidencias informáticas de una gran empresa española.
Problema reportado por el usuario: Lentitud en la navegación.
Solución aportada por el departamento técnico: El pulpo Paul acaba de pronosticar la victoria española en el mundial.

Uno de esos momentillos únicos de Internet…

Las sociedades angloparlantes tienen muchas virtudes. Una de ellas es la de darle nombre a todo aquello que no lo tiene. Así, algo que no dejaba de ser una curiosidad pasa a tener una nueva entidad y un nuevo sentido, por el simple hecho de poder ser nombrado y definido. Un suceso de este porte ha ocurrido en torno al lugar donde vivo:  hablamos  del shoefiti (de la unión de shoe+grafitti).

Las zapas del Ejercito eran mucho mas feas, muchísimo.

Tengo treinta y cuatro años y desde que tengo uso de razón ha habido profusión de calzado colgado por el barrio. Siguiendo la carretera de Extremadura, desde la altura de Campamento hasta Cuatro Vientos puedes encontrar multitud de cuarteles e instalaciones militares. Ahora se ven prácticamente abandonadas, pero cuando existía la “mili” estaban atestados de militares y todos teníamos un primo cumpliendo con la patria en alguno de ellos.

La cosecha de zapatos tenía dos etapas: una primera leve pero continua y otra realmente espectacular y explosiva. Hablamos de los 80, aunque puede que sucediese ya mucho antes.  Salvo las primeras semanas, o mientras duraba la instrucción, los reclutas no salían de su cuartel, pero a partir de ahí lo habitual era que tuvieran permisos de fin de semana. La antigüedad es un rango en todas partes y por entonces, un “militroncho” con seis mese de mili era todo un veterano. A las nuevas quintas de reclutas los martirizaban sustrayéndoles el calzado. Perder el material suponía un arresto seguro a la víctima y eso debía de ser divertido. Hacer la mili suponía también en la mayoría de los casos no tener un pavo, así que el desfile de “chavalillos” con el pelo rapado por los aledaños de la N-V esperando el autobús o haciendo dedo los viernes era espectacular. El caso es que una vez fuera del cuartel había que hacer algo con las botas -o las zapatillas de deporte reglamentarias y horribles- sustraídas al despreciable recién llegado. Acababan atadas y colgadas en árboles, cables telefónicos e incluso postes de la luz. Luego se juntaban en pubs que vivían prácticamente de este tipo de clientes con las mujeres de peor fama del barrio.

Lo realmente espectacular sucedía no recuerdo en qué momento pero de golpe. De la noche a la mañana.  Recuerdo que las botas militares eran apreciadas en aquel entonces -nunca han dejado de ser ofertadas en el Rastro- y los recién licenciados las conservaban. Pero las odiosas, feas y duras zapatillas de deporte no las quería nadie, eran peores que la carne del pescuezo -esta expresión la escuché hace poco en el pueblo de Sweetchu-. Las zapatillas no se conservaban, y había que darles salida. Las hogueras de San Juan -que son más viejas que San Juan- queman lo que queremos olvidar o purificar mediante el fuego. Aquellos que finalizaban el servicio militar obligatorio, aunque no las quemaban, al atar sus zapatillas, colocarse debajo de un cable y lanzarlas hacia arriba estaban haciendo eso mismo. “Hasta siempre, ahí os quedais que yo me voy”. Acababan de colgar las botas.

Recuerdo en especial un cable doblado por el peso del calzado, al pasar medio dormido por la Avenida de la Aviación, una mañana tras otra, en el ’39’, camino de clase. Alguien seguro que sabe de qué cable hablo. Era un bonito espectáculo.

Claro que el shoefiti no se inventó en el sudoeste de Madrid y dudo que alguien demuestre dónde se inventó. Posiblemente los romanos ya colgaban sus sandalias. Quizá esa primera vez ocurrió con un poste telegráfico de Norteamérica como protagonista hacia el 1900. Pero por mucho que se haya extendido por Los Ángeles o Malasaña no encontraréis un lugar donde fuese practicado con tanta profusión  como en Campamento.

Lo que siempre fue una tradición, una travesura, una forma de decir “se acabó” se ha convertido en la manera de marcar el territorio de los aprendices de pandilleros. Hemos evolucionado, lo de mear ya no funciona  y había que buscar algo.

Bonus:  aquí podeis ver unas fotos de los cuarteles abandonados. Antes estaban llenos de fantasmas, y como ves, ahora también.

Ese el nombre de la gira en estadios de Muse. Lo de anoche en el Calderón fue soberbio. Si tuviera que hacer la lista -en plan Alta Fidelidad- de los diez mejores conciertos a los que he tenido la fortuna de asistir, éste sería uno de ellos.  Seguro que estaría en la lista, con los fallos y todo.  ¿No debería haber sido perfecto para estar en tan exclusiva lista? No. Para mí, lo de ayer fue auténtico R&R.

Los Muse no son humanos.  Vinieron del espacio exterior -no son de Devon, no- hace años, y ayer aterrizaron en el Calderón para anunciarnos el perdón y la gracia para todo aquel que se levante y luche junto a ellos. A base de música de extrema calidad, más luces que en Encuentros en la Tercera Fase, un UFO -era british- y unos cuantos trucos visuales y líricos,  parece que cada vez somos más los conversos. De verdad que son de otro planeta. Posiblemente del mismo que el Barrilete Cósmico, no tengo ninguna duda.

¿Qué hace que Muse sea especial, que llene estadios cuando hasta los autoproclamados sucesores de U2 no se atreven a meterse en “fregaos” de este calibre? Los japonenes tienen un nombre para un quinto gusto o sabor. Lo llaman “umami”, y significa algo así como “sabroso”. Un jamón de pata negra es -o sabe- umami. El atún  y el caldo de mi madre, también.  Bien, pues Muse suenan “umami”. ¿Qué no me crees? Sientate tranquilamente en tu sofá y ponte “The United States of Eurasia” a todo trapo. Puede que te abrume al principio, pero luego te comerás ese jamón sin probar los colines y serás un fiel lobotomizado más. No hay más, es mejor que te rindas cuanto antes y disrutes.

Hace tiempo leí lo que opinaba Freddy Mercury acerca de cómo había de ser y qué debía ofrecer un concierto de una banda para masas.  Ayer lo entendí por fin.

Hace tiempo también, antes de verlos en un FIB, recuerdo que la prensa decía de ellos que se pasaban tocando y calificaban sus verborrea musical como pretensiva. Hoy la reconoce como virtuosismo rock.

Qué bueno que:

– Sonó como tienen que sonar los conciertos de rock: mucho.

– Lució como tienen que lucir los conciertos de rock: mucho

– El escenario era una puñetera nave espacial . Y especial mención a los visuales: de 10.

– Bellamy toca peor flamenco que el Pollito, pero no quería demostrar nada,  solo conectar. Y lo consigió: fue correspondido por el público con el consiguiente  “¡¡Torero, torero…!!”

– Se marcaron unos cuantos guiños a Led Zeppelin, Animals, Nirvana, Deftones, ¿Hendrix?…..

– El set list estuvo bien. Sólo yo, eligiendo personalmente los temas, lo habría mejorado. En tu caso, eligiendolos tú.

– Los teloneros fuesen los Editors. Son buenos hermano, son buenos…..

– El Calderón fuese el lugar elegido para la abducción.

Fue una pena que:

– En la puerta no hubiese lectores para las entradas. Me molesta que me rompan la entrada y creo que no soy el único.

– El sonido -¡cuánto grave!- no fuese lo suficientemente bueno en la primera mitad del concierto.

-No tocaron “Sing for Absolution”.

En resumen, si no pudiste ir, compra un billete barato a Lutton y ve a verlos en Septiembre a Wembley. Merecerá la pena.

– Setlist del concierto (tomado de diariocritico):

# Uprising
# Supermassive Black Hole
# New Born
# Map of the Problematique
# Neutron Star Collision (Love Is Forever)
# Guiding Light
# Bliss
# Interlude
# Hysteria
# Nishe
# United States Of Eurasia
# Feeling Good (Leslie Bricusse & Anthony Newley cover)
# MK Jam
# Undisclosed Desires
# Resistance
# Starlight
# Time Is Running Out
# Unnatural Selection

Encore:
# Unintended
# Exogenesis: Symphony, Part 1: Overture
# Stockholm Syndrome

Encore 2:
# Take A Bow
# Plug In Baby
# Knights of Cydonia

Compra diez paquetes de azúcar blanca de un kilogramo. Haz hueco en el salón de casa. Vacía el contenido de los diez paquetes de azúcar en el suelo. De hecho, ya que te pones,  hazlo sin cuidado, no es necesario distribuirlo uniformemente. Ahora, ha llegado el momento que puede cambiar tu vida: elige un granito de azúcar, sólo uno entre tantos. ¿Lo tienes? Suéltalo y revuélvelo todo. Posiblemente haya azúcar por todas partes. Ahora vuelve a coger el mismo granito de azúcar que antes, el mismísimo granito. ¿Difícil? ¿Que hay muy pocas probabilidades? Las mismas de que me toque la primitiva esta noche y no creas, tengo esperanzas…..

¡Bingo!:

Está la bolsa de un previsible que da rabia ser pobre.

Parece ser que hay rumores de que Hungría -la economía húngara- está a punto de quebrar. Leo en El Mundo que paralelamente y en referencia a la bolsa española “ dos recomendaciones de venta sobre BBVA y Santander por parte de Morgan Stanley y BNP están hundiendo la cotización de ambos valores, cuyo peso conjunto sobre el selectivo supera el 35%”.

Se me ocurre que si tuviera pasta y la herramienta adecuada, y como hoy es viernes, lanzaría ordenes de compra para el lunes a primera hora y de venta a media mañana…

El lunes veremos si he perdido la oportunidad.

“¿Lo han entendido?! Preguntó ¿lo han entendido?! ¿Sí?!!Pues esto, golpeando la pizarra, ¡esto, no vale para nada! Lo que vale es que sois mejores y que estoy hasta los huevos de caer eliminado y de recordar aquella final. Lo que vale es que sois el Atletico de Madrid y hay 10.000 ahí fuera en las gradas que van a morir por vosotros. Hay que morir por ellos, por la camiseta, por vuestro orgullo, hay que salir y decir en el campo que sólo hay un campeón y va de rojo y blanco.”